SERIE

Los campistas de regreso

Nueva temporada: Wet Hot American Summer en Netflix.

Wet Hot American Summer. Foto: Netflix

  •  
NICOLÁS LAUBER12 ago 2017

Los chicos del Campamento Firewood están de regreso con una nueva temporada. Si la primera temporada trataba sobre el primer día del campamento, esta vez la historia se centra en la reunión de los 10 años.

Cuando se estrenó Wet Hot American Summer (David Wain, 2001, disponible en Netflix), pocos pensaron que esa comedia alocada podría tener un público al que le agradara. Y fue uno de esos fracasos de taquilla que con los años se convierten en películas de culto. Y Netflix, que se ha dedicado a revivir viejas historias, aprovechó para reunir al elenco íntegro para hacer una serie basada en aquella película.

La historia de Wet Hot American Summer trata sobre un grupo de jóvenes en 1981, que tienen que salvar su campamento del presidente Ronald Reagan, quien intenta destruirlo. Es que en ese lugar se oculta un centro secreto del gobierno y Reagan no quiere que lo que allí se oculta salga a la luz.

Entre los puntos fuertes de la película estaba el elenco que incluía a Paul Rudd, Bradley Cooper, Janeane Garofalo, Elizabeth Banks y Amy Poehler, quienes interpretaban a los irreverentes y enamoradizos adolescentes de ese lugar.

Es que la historia tenía todo para ser una buena comedia. Un guión divertido y un elenco donde los actores (todos adultos y varios con una trayectoria importante) interpretaban a adolescentes en el último día del campamento. Un lugar al aire libre bastante inusual donde el cocinero (Christopher Meloni) parece salido de una película de acción de los años 80 y Mitch (H. Jon Benjamin) el director, termina convertido en una lata de vegetales por un lodo radioactivo.

Había tanta tela para cortar en aquella película que en 2015 se estrenó Wet Hot American Summer: First Day of Camp, donde se mostraba cómo había sido ese primer día en el campamento. Una serie de ocho episodios de media hora, donde volvía el elenco encabezado por Rudd, Cooper, Garofalo y Poehler.

Aprovechando el envión de la nostalgia (Netflix revivió series como Fuller House y Gilmore Girls), Wet Hot estrenó su segunda temporada donde vuelven a aparecer esos diálogos y situaciones, algunas tomadas textualmente, de comedias románticas y películas de acción de los años 90. También regresa el mismo elenco, salvo Cooper quien es reemplazado por Adam Scott.

Nuevamente son ocho episodios de media hora los que componen esta temporada donde la imposible conspiración gubernamental sigue siendo el tema de fondo, ahora con George W. Bush como el villano de turno.

Aunque esta reunión de los 10 años también muestra cómo han cambiado los chicos desde el final del campamento. Mientras algunos han formado una familia, otros han tenido carreras exitosas, también están los que esperan el verdadero amor, mientras Victor (Ken Marino) sigue siendo virgen.

Esta segunda temporada también agrega personajes nuevos como Renata (Alyssa Milano), la niñera de Ben y McKinley (Scott y Michael Ian Black) que se parece bastante al personaje de Rebecca De Mornay en La mano que mece la cuna. Es que toda la serie (también la película) es una sucesión de chistes y guiños a películas y series de esos años.

Es una de esas comedias alocadas que sirven como homenaje a las películas de los años 80 y 90, desde las comedias románticas protagonizadas por Molly Rinwald a las películas de acción de Stallone o Van Damme. Por otro lado, la serie presenta una mirada inocente sobre la juventud de estos chicos que comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo adulto. Y en esta segunda temporada se muestra cómo aquellos sueños infantiles para algunos se convierten en realidad, mientras que para otros sigue siendo solo un sueño inalcanzable. Una serie graciosa y apropiada para este mes de la nostalgia.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.