C 27.75
V 29.65
C 32.30
V 35.80
C 1.30
V 1.90
C 8.30
V 9.30

CRISIS EN EUROPA

Las dificultades de Europa para poner fin a los estímulos

El viaje para ello sigue siendo largo y poco claro.

Sede del BCE en Fráncfort, Alemania. Foto: Reuters

  •  
REUTERS19 may 2017

Los responsables de política del Banco Central Europeo (BCE) se están preparando para empezar a reducir sus medidas de estímulo extraordinarias si la economía sigue mejorando, pero ese curso de acción no es seguro aún, indicaron el jueves tres funcionarios de la entidad y recuentos de su última cita.

La inflación y el crecimiento económico en la zona euro han repuntado, pero los banqueros centrales del grupo deben convencerse todavía de que esta recuperación continuará si se pone fin a su programa de impresión de dinero por un valor de 2,3 billones de euros (2,55 billones de dólares) y a las tasas de interés ultrabajas.

Esta precaución respaldó la decisión del BCE de mantener sin cambios su política en su reunión de abril y se vio confirmada el jueves por comentarios de Benoit Coeuré, Jens Weidmann y Vitas Vasiliauskas, integrantes del comité que fija las tasas. Esto sugiere que es improbable que haya grandes cambios cuando se vuelvan a reunir el 8 de junio, optando en su lugar por un pequeño reconocimiento a la mejora del panorama de crecimiento.

Pese a todo, Coeuré, un miembro del Comité Ejecutivo considerado como un estrecho aliado del presidente Mario Draghi, dijo que el BCE no debería esperar demasiado para retirar su apoyo monetario una vez que esté convencido de que la aceleración de la inflación en la zona euro hacia su objetivo de casi el 2 por ciento es duradero.

"Demasiado gradualismo en la política monetaria conlleva el riesgo de mayores ajustes del mercado cuando finalmente se toma la decisión", declaró Coeuré.

No obstante, podría enfrentarse a alguna resistencia por parte del aún mayoritariamente cauto Consejo de Gobierno, donde se sientan los gobernadores de los 19 bancos centrales nacionales de la zona euro junto a los seis integrantes del Comité Ejecutivo.

El organismo que toma las decisiones en el BCE seguía preocupado en abril por la posibilidad de que cualquier insinuación sobre su posición monetaria pueda impactar en los mercados financieros y deshacer algunos de los esfuerzos de la entidad, una posibilidad señalada en público por el economista jefe, Peter Praet.

"Tras un largo periodo de condiciones monetarias muy expansivas, incluso cambios pequeños y graduales en la comunicación podrían tener fuertes efectos simbólicos y ser interpretados como el avance de un cambio en la posición de política monetaria", comentó el BCE en las minutas de su encuentro del 27 de abril.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.