TECNOLOGÍA

Acelera: Coche autónomo

La era de los vehículos autónomos o que se conducen a sí mismos, parece acercarse debido al gran paso que dio la Cámara de Representantes de Estados Unidos al aprobar un proyecto de ley que pondrá a esos autos en las rutas con mayor rapidez de la esperada y frenará a los estados en sus intentos de enlentecer la introducción de los nuevos modelos.

Coche autónomo. Foto: Wikimedia Commons

  •  
WASHINGTONTHE NEW YORK TIMES12 sep 2017

El proyecto aprobado por unanimidad permite a los fabricantes de vehículos agregar cientos de miles de unidades de conducción autónoma a las carreteras de Estados Unidos en los próximos años. Los estados, que tienen diversidad de normas para regular esos vehículos, deberán seguir la nueva ley federal.

La votación en la Cámara de Representantes crea el escenario para una batalla entre los defensores de la seguridad vial y las empresas que producen la tecnología que no ha sido del todo probada. Los fabricantes de autos señalan que los vehículos reducirán el número de víctimas de accidentes de tránsito, pero muchos defensores de la seguridad dicen que los vehículos no están prontos para ser desplegados. Los próximos pasos se darán en el Senado, que se espera, en breve, considere un proyecto similar.

Los legisladores que apoyan el proyecto indicaron que el entorno regulatorio confuso que tiene Estados Unidos perjudica las perspectivas de la industria automotora de vehículos sin conductor. "Los vehículos autónomos tienen el potencial de salvar vidas, especialmente cuando la mayoría de las muertes son causadas por el error humano", sostuvo la diputada demócrata por Michigan, Debbie Dingell. "La cuestión es si vamos a liderar o cederle la ventaja a India o China".

Gigantes de los sectores automotor y de tecnología, incluyendo a Ford Motor, General Motors, Waymo, y Alphabet, realizaron intensas gestiones para que se aprobara el proyecto de ley.

En los últimos años, numerosos estados aprobaron legislación referida a la seguridad de vehículos autonómos, que los fabricantes de autos consideran una carga. Por ejemplo, las empresas han combatido propuestas en California, Michigan y Nueva York que requerirían que los vehículos autónomos fueran impulsados por electricidad y que tuvieran volante y pedales para frenar.

El proyecto aprobado en Diputados permite a los fabricantes de vehículos autónomos obtener algunas exenciones a las regulaciones en materia de seguridad para 25.000 vehículos en el primer año después que la ley tenga vigencia, y 100.000 vehículos dentro de cuatro años. Los fabricantes igual tendrán que cumplir con los estándares de seguridad para los sistemas de conducción, frenos y airbags.

"Este proyecto amenaza la seguridad del público porque dará a los fabricantes de vehículos una enorme cantidad de exenciones a los estándares de seguridad, sin motivo, y solo porque quieren que sus vehículos autónomos estén encabezando el pelotón", dijo Joan Claybrook, presidenta de Defensores de la Seguridad Vial y Vehicular. "Esto es totalmente imprudente".

Los sindicatos exhortaron a los legisladores a tener una mirada más crítica sobre los autos y camiones sin conductor porque eventualmente podrían dejan sin trabajo a millones de choferes.

La Consumer Union —organización independiente de defensa de los consumidores— señaló que el proyecto fue aprobado demasiado rápido. "El número general de vehículos que pueden recibir exenciones de seguridad debe ser reducido de manera significativa, y ni el número de vehículos con exenciones ni la duración de las mismas deben ser incrementados sin justificaciones de seguridad", indicó Consumer Union en una carta que envió a los legisladores. Si bien el proyecto impide a los estados crear leyes referidas al diseño y operaciones de vehículos autónomos, igual mantendrán la autoridad en licencias de conducir, seguros y leyes de seguridad en el transporte.

Las autoridades de los estados responden que esas normas carecen de sentido porque si técnicamente nadie conduce un auto, ¿cómo se le puede hacer responsable por una colisión?

Obstáculos técnicos y legales aun por salvar

Pese al entusiasmo de las empresas tecnóligcas y los fabricantes de automóviles que prometen vehículos autónomos para 2020, probablemente habrá que esperar más tiempo para que sean parte de la vida cotidiana, debido a obstáculos técnicos y legales que quedan por salvar, indica un informe de AFP. Varias empresas están en carrera para ver cuál pone en el mercado el primer vehículo autónomo.

Sin duda, el proyecto de ley que aprobó la Cámara de Representantes de Estados Unidos da renovado impulso a la producción de vehículos autónomos o sin conductor. Promueve poner miles de unidades autónomas en calles y rutas en un tiempo más breves del imaginado. Pero, el proyecto también crea el clima para una batalla entre los defensores de la seguridad y las empresas que fabrican la nueva tecnología. Hay obstáculos legales y técnicos que deben salvarse. Volvo, Ford, BMW, así como Apple, Google, Uber y Tesla se han lanzado desde hace varios años en una veloz carrera para ver quien es el pionero en ese mercado. Por ejemplo, el gigante de chips Intel, que compró la empresa israelí Mobileye (sistemas anticolisión) quiere probar 100 coches autónomos este año, informó AFP, mientras que Waymo (Alphabet/Google) hace pruebas con voluntarios en Arizona, Estados Unidos.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.